Una visita por el psiquiátrico Padre Billini, su realidad.

24 julio, 2014 • Destacada, Noticias, Sin categoría • Vistas: 540

Llegamos.! Recorrimos varios kilómetros desde Santo Domingo, pasamos el peaje y en pocos mininitos estábamos frente a aquella edificación, un panorama desolador se visualizaba desde afuera, algunos buhoneros desempacaban sus mercancías improvisadas, para sus clientes, en su mayoría parientes que van a visitar a sus enfermos.

 

Nos dejaron pasar  y de inmediato nos vimos frente a una mole de cemento de un solo nivel compuesto por 9 pabellones y en ella, sus asiduos habitantes, algunos residen allí con varias décadas de permanencia ininterrumpida. Y es que el hospital Psiquiátrico Padre Billini tiene inquilinos que habitan y pululan por sus pasillos, abandonados, desterrados en el más profundo y cruel  olvido.

 

EL QUE SABE TODO DEL LUGAR

Julio César de la Cruz, tiene 20 años laboraron en el lugar. Su cargo o funciones quisimos precisarlas, al final quedamos convencidos de que allí, es un todologo por la experiencia acumulada con el pasar del tiempo. El Psiquiátrico fue fundado, para el entonces, en las afueras de la ciudad por Rafael Leonidas Trujillo, en agosto del 1959 y, si es cierto que a primera vista constituye una mole de cemento, fría, polvorienta, castigada por los 55 años en que se ha mantenido de pie,  no menos cierto es que posee las áreas requeridas para atender a un paciente en condiciones psicológicas inestables.
Esta compuesto por una sala de observación, unidad de intervención en crisis, salas de larga y mediana estadía dividida entre hombres y mujeres, consultorios de odontología, medicina general, laboratorio, consultorio de psicología, terapia ocupacional, salón de belleza, barbería, departamento de servicios sociales, y salón docente ya que el mismo, a su vez, constituye la única escuela donde se forma a los psiquiatras en el país. También hay un salón docente para enfermería.

La parte administrativa esta compuesta por cocinas en cada pabellón, administración, oficina de Senasa y farmacia.

 

Pie de foto: Dominga Moya. “Llevo dos años poniendo bellas a mis clientes”

ALLÍ CASI TODOS TIENEN MUCHOS AÑOS:

Maritza Álvarez, encarada del área ocupacional  labora allí desde hace 14 años, ella se encarga de despertarles o mantenerles viva las habilidades, los intereses y las emociones a los más de 150 pacientes que conforman la población permanente del psiquiátrico.

Ella mantiene una teoría que alimentada por la experiencia adquirida a través del trabajo con este tipo de paciente, defiende con argumentos creíbles: “Parecido al otro lado” insiste en que el mundo en el que están sus pacientes es muy parecido a la vida cotidiana de cualquier ciudadano.

Cruz Carmen Pérez,  vive en el Simón Bolívar, labora allí desde hace 21 años, es enfermera y aunque compañeros de otros compromisos laborales le insisten en gestionar su traslado, ella prefiere quedarse y no entiende a quienes le hacen este tipo de propuesta.

 

“Estos pacientes al final terminan siendo como nuestra familia, porque muchos no tienen a nadie más que a nosotros, nuestro cuidado, nuestra comprensión, nuestro amor”

 

LES PRESENTO A SANTIAGO Y LUCIA

Son ya dos personajes famosos  dentro del centro, no solo por su permanencia allí, sino por su peculiar manera de ver el mundo que les rodea y la forma en que expresan su sentir y su pensar. Dentro de ese mundo, su mundo, nos enrostraron varias realidades que quisimos compartir. Aquí una muestra:

 

 

 

 

 

2 Responses to Una visita por el psiquiátrico Padre Billini, su realidad.

  1. Daris Jaquez dice:

    Me Gusta!! este reporte.

  2. Ana Yris Tavarez dice:

    Interesante información del Hospital Psiquiátrico, penosa realidad la situación social que vivimos, se observan con mucha frecuencia en nuestras calles personas de escasos recursos que padecen enfermedades mentales deambulando sin recibir apoyos.

    Este articulo despierta al lector a recordar que existen mucha limitaciones para poder dar mejores servicios a esta población ; así como a las autoridades competentes a reflexionar sobre las precariedades del Hospital psiquiátrico .
    Roguemos a Dios que le den una pronta respuesta a esta realidad.
    Urgente más recurso al psiquiátrico ……….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *