Visión Mundial pide acabar con pelas a niños

15764308051_9a9c4a7a35_k

27 julio, 2016 • Noticias • Vistas: 114

Annalissa Staffa, directora de Estrategia y Calidad Programática

Annalissa Staffa, directora de Estrategia y Calidad Programática

Ejecutivos de la organización cristiana Visión Mundial (World  Vision) advirtieron sobre los métodos violentos, denominados pelas, que prevalecen en la Republica Dominicana  para disciplinar a niños, provocando con frecuencia lesiones que ameritan hasta hospitalización.

La entidad, con servicios desde el 1989 en el país, llama a practicar la “Crianza con ternura”, basada en el amor, cercanía, comunicación, establecimiento de reglas claras, así como las negociaciones sobre esas reglas a cumplir y las evaluaciones de su cumplimiento.

Francisco Leonardo Felix, director de Incidencia Política y Movilización, y Annalissa Staffa, directora de Estrategia y Calidad Programática, fueron entrevistado por Fernando Quiroz en el programa Aquí es la Noticia que conduce junto a Iranna Flaviá Luciano  por el Canal 25.

Además de la campaña Escoge la Ternura, para motivar a padres, madres, tutores y cuidadores a criar con amor, renunciando a todo tipo de castigo físico y psicológico, propugnan por un proyecto de ley para penalizar el castigo físico y una serie de acciones para impulsar la implementación de la Hoja de Ruta para la Eliminación de la la Violencia contra la Niñez, aprobada en 2015.

Los ejecutivos de World Vision, Francisco Leonardo Félix, director de Incidencia Política y Movilización, y Annalissa Staffa, directora de Estrategia y Calidad Programática, entrevistados por Fernando Quiroz en el programa Aquí es la Noticia que se difunde por el Canal 25.

Los ejecutivos de World Vision, Francisco Leonardo Félix, director de Incidencia Política y Movilización, y Annalissa Staffa, directora de Estrategia y Calidad Programática, entrevistados por Fernando Quiroz en el programa Aquí es la Noticia que se difunde por el Canal 25.

Félix dijo que la sociedad se alarma solo cuando se hace público un caso muy grave de lesión en niños o niñas, pero hacer conciencia castigo físico o violencia emocional en cualquier intensidad tiene un impacto negativo en el desarrollo del menor.

El castigo físico, agregó,  que va acompañado de violencia sicológica son propinados con las manos, correas, varas. El maltrato físico va acompañado de violencia emocional o psicológica.

Recordó las estadísticas más recientes que indican que en el 67.4% de los hogares dominicanos practica la violencia como método disciplinario y el 62.3% de los adolescentes afirma haber sido víctima de violencia. Como sorpresa, considera, que el 92% de los padres dicen no estar de acuerdo con la violencia como método disciplinario

Staffa dijo que el delito más frecuente que se comente contra niños es la violencia física. Citó casos registrados por la Procuraduría General de la Republica  de niños lesionados que ameritan ser hospitalizados.

Explicó que el maltrato se clasifica en físico, emocional y negligencia. Es negligencia cuando se deja un niño  solo en casa por horas.

Explotación laboral  y sexual comercial vinculada a las actividades turísticas, de niños y niñas.

El 90 por ciento de los abusos sexuales reportados corresponden a niñas, y en zona turística es alta la incidencia de enfermedades de transmisión sexuales en menores.

Explotación laboral

En el país, dijo Félix, hay más de 300,000 niños vinculados a actividades laborales, de los cuales 212,000 están en condiciones de explotación.

Califica de inadmisible que niños, entre 8 y 18 años,  explotados en actividades agrícolas, como la recolección de tomates, que reciben menos del 50 por ciento de lo que se le paga a adultos, pese a que están trabajando intensamente.

Cree como aceptable ciertas prácticas en el hogar asociadas a desarrollar en el niño un sentido de responsabilidad y compromiso con la familia.

“Pero hay situaciones que también se dan en el hogar, que son intolerables. El caso clásico de la sobrina, que la queremos ayudar,  viene de provincia, y le asignan todas las labores domésticas desde la mañana hasta la noche, con restricciones para estudiar”, añadió.

Observa que la implementación del modelo de tanda extendida en las escuelas públicas está reduciendo la participación de menores en actividades laborales, porque se le satisface necesidades como la alimentación.

Otro caso de explotación es el niños pedigüeños en las calles, de tras de quienes hay adultos manipulando para obtener beneficio económicos.

Los hogares

Los niños en caso de vulnerabilidad generalmente viven solo con la madre u otra figura familiar a su alrededor como tía y abuela, que no puede proveer el cuidado necesario ni protegerlos de los riesgos, indica Staffa.

Se trata, expresa, de una sociedad donde 6 de cada 10 adolescente ha tenido por lo menos un hijo antes de los 18 años, y en los casos que tenga que salir a trabajar dejan hijo hasta con vecinos.

 

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *